Artículos

Nostalgia ochentera de Stranger Things

Es común ver producciones cinematográficas que evidencian su interés por el ranking o el marketing. Sin embargo, últimamente una productora se ha encargado de agasajar a fans y grupos de culto ignorando los estándares Hollywoodenses.

“Netflix”, streaming multimedia (televisión online), ha revolucionado la forma ver televisión. Trae un menú de series, películas y documentales, el espectador elige y es complacido. Netflix produce series que fueron dadas de baja sin final como “Gilmore Girls” o “Tres por Tres”, financia documentales que muestran realidades a las que no se les dio oportuna cobertura como “Winter on fire” (revolución de Ucrania) o “La Cuadrilla” (derrocamiento de la dictadura en Egipto).  Y no sólo en ese sentido se ha conectado con el público, sino también ha querido entregarnos, a los que crecimos con el cine ochentero, una joya para nuestras noches de melancolía, la serie “Stranger Things”(2016).

Netflix_Logo_DigitalVideo_0701 Netflix-series

¿Quién nacido entre el ‘75 y el ’90 no vio “Los Goonies” (1985) o comenzó a filosofar sobre la vida con “Stand by me”(1986), o no miró debajo de la cama para ver si encontraba allí un “Gremlins” (1984)? Esta serie es un deleite, nos regala todos los clichés que tanto amamos, a los que de pequeños pronunciamos correctamente Steven Spielberg o George Lucas.

 Stranger_Things_logo

Stranger Things se trata de cuatro niños que participan en juegos de rol. Una noche el juego queda abierto, uno desaparece sin dejar rastro más que su bicicleta, objeto de su adoración. Esto desata un sinfín de situaciones y misterios que cautivan e impresionan. Además, emociona la diva de los 80, Winona Ryder, quien interpreta a la madre, imponiendo una necesaria verosimilitud. Los niños emprenden su aventura versus la investigación de los adultos, dinámica de películas como “E.T.” (1982)  o “Explorers” (1985), en las que el mundo de los niños es alternativo y paralelo al de los adultos.

Una serie con sabor a “Super 8” (2011),  un intento profundo de homenajear a los grandes del cine que nos llevaron a parajes mentales insuperables. Pues, contiene intertexto con “Poltergeist” (1982) y “Pesadilla” (1984), y el ambiente psicológico ciertamente está inspirado en Stephen King. Acompaña una pretenciosa banda sonora que nos transporta a aquellos viajes de infancia que ocurrían sólo en nuestra imaginación. Inyección de nostalgia por una época que ya no existe; “Tardes de Cine” en familia, entretenidos viendo por enésima vez “Volver al futuro” (1985). Encantados con una belleza exótica que no hayamos en los videos cortos e impactantes que abundan en celulares.

Para ver la serie en conclusión se recomienda, un rico chocolate caliente y un pan con mantequilla, Se van a enamorar de los personajes, pero sobre todo de la idea de que el mundo es un lugar habitable todavía, donde la amistad y la lealtad son aún importantes, que junto a tus amigos de verdad puedes vencer la adversidad y monstruosidad que esté allá afuera, incluso al sistema hostil y perverso que nos deja a veces sin aliento.

Si tu bicicleta era tu nave espacial, si tus “amigos de los doce años” nunca fueron olvidados, Netflix produjo esta serie para ti. Sin escenas explícitas de sexo y de violencia, sin faltar el respeto dejando baches en la historia, de una forma generosa, sin prejuicios ni consideraciones comerciales. Una serie masificada por televisión libre que crea por calidad y no por cantidad.

 

 

Imágenes:

http://www.darthfj.de/best-series-to-watch-on-netflix/

https://media.netflix.com/es/

https://es.wikipedia.org/wiki/Stranger_Things

https://www.netflix.com/cl/title/80057281

Comentar:

Comentarios: