Opinión

Propongo hablar de emprendimiento

Propongo hablar de emprendimiento, no por cumplir, pues ya parece un cliché el hablar de los emprendedores como parte de las discusiones sociales o económicas.

Lo propongo por la importancia en la movilidad social que esto tiene. Es necesario que nuestras dinámicas sean desde la creación. Hoy, más allá de lo inevitable por los altos niveles de desempleo, necesitamos dinamizar y darnos opciones para desarrollarnos, pues cuando hablamos de emprender no es sólo iniciativas de negocio (generación de lucro) sino también iniciativas sociales que podrían o no generar recursos monetarios, pero sí movilizarían/motivarían a la gente,  generando roce social y acercando a personas distintas.

Desde la base anterior propongo que hablemos del escenario para Emprender, lo necesario es cuestionar nuestros niveles de interacción (como grupos), la cantidad y la calidad de los espacios de relación social que tenemos, y con lo anterior no hablo de un simple espacio público (que sin duda siempre es aporte), sino de las organizaciones sociales y las iniciativas, actividades que permiten una mayor relación e incluso cohesión, potenciando valores muy importantes como la tolerancia, empatía, solidaridad, entre otras.

Los niveles de desempleo han mantenido cierta estabilidad, y en nuestra región y provincia estos son números no son tan desesperantes. Pero la necesidad de tener alternativas al empleo, junto con dinamizar la economía, es cada vez más urgente.

Si tuviésemos el capital o acceso a este, las redes y la idea o motivación base, probablemente el emprendimiento fluiría rápidamente, pero los dos primeros puntos es privilegio sólo de algunos. Además pensamos en el emprendimiento de menor tamaño, micro y pequeño, las ideas clásicas son las que predominan en el mercado y es ahí donde me tomo de lo indicado inicialmente. La interacción social nos permite ampliar la mirada, pensar más allá de lo típico, el carrito de sopaipillas en invierno, el sushi a domicilio, la compra y venta temporal, entre otros, y en ningún caso desmerecer, pues buenos emprendimientos de estos tipos hay, pero si todos pensamos lo mismo repartimos la misma torta en pedazos más pequeños, no puede bastarnos.

Es importante darle una vuelta a nuestra participación, cuanto nos relacionamos con el entorno en el que vivimos y si somos capaces de ampliar nuestro rango de interacción, conocer personas distintas. Definitivamente mientras más grande es mi mundo, más opciones, oportunidades puedo pensar y generar.

Comentar:

Comentarios: